miércoles, 4 de febrero de 2015

Promocionando el empleo femenino



Este verano reflexionamos sobre cómo gran parte de nuestra ayuda familiar formativa y empresarial, había ido destinada a los hombres de la familia. Las mujeres mismas nos lo dijeron, solicitando el apoyo en una sociedad en la que para ellas desarrollarse es más dificil.
Al mismo tiempo, la Escuela Taller  ya había creado un pequeño empleo femenino: Kangholy, hija de Saio, es la cocinera de los estudiantes y trabajadores de la misma.
Bajo el sol abrasante Dabo iba hilvanando nuevos proyectos y cada día, al degustar los platos que nos cocinaban, teníamos más claro que en el 2015 íbamos a apoyar que una mujer más de la familia pudiera tener su propia empleo. Trabajar, tener su sueldo y a la vez ser ejemplo para otras emprendedoras. Umu ya había abierto el camino mediante la escuela; otras mujeres han trabajado la agricultura y algunas han comerciado con sus productos.
Tenemos el local: alguno de los almacenes que Dabo construyó. Hace falta cerrarlo, acondicionarlo y quizás este año, pueda surgir este negocio.
No cuento más, falta mucho trabajo por delante....

No hay comentarios:

Publicar un comentario